Las mujeres directivas en España

Muchos han sido los movimientos que han revolucionado la sociedad en torno a la mujer.  Durante la Revolución Francesa, momento en el que la mujer empieza a tomar conciencia. El hito de las sufragistas entre los siglos XIX y XX. Los movimientos obreros muchos antes de la Revolución Industrial. La libertad sexual de mediados del XX, el acceso a la educación obligatoria o superior… La consecución de logros ha sido notable, pero se sigue pecando de lo mismo: la verdadera irrupción de la mujer en el mundo laboral y, lo que es más importante, de su posicionamiento en los lugares de toma de decisión.

A nivel internacional y nacional, en el mundo de la tecnología o los sectores más tradicionales, la realidad es que los datos dan mucho que pensar.

En este sentido, el informe Women in Business 2018, de Grant Thornton desvela un dato triste para la lucha por la mejora de los derechos de la mujer: a nivel mundial, la proporción de puestos de alta dirección controlados por mujeres ha descendido. Aunque, todo sea dicho, las empresas sin mujeres también han decaído pasando del 35% al 25%. Si nos vamos concretamente a España, la realidad es que el estancamiento de los datos, en un 20%, denota un cumplimiento del expediente de cara a la galería por parte de las empresas y no un cambio de cultura.

Europa, cuna de los movimientos feministas, encuentra sus datos de evolución estancados. 2018 se ha vuelto a encontrar con cifras de mujeres en la alta dirección por debajo de las de 2013 y 2014.

En este sentido, la educación sigue estando en el centro de la polémica. El famoso llamado techo de cristal que empieza desde la educación primaria hasta llegar a los puntos más altos de la vida laboral de cualquier mujer del mundo. El análisis explica, como ya viene siendo tradicional, el uso de estereotipos que siguen minando el progreso de las mujeres en altos puestos directivos. Los roles de género, explican, siguen estando demasiado presentes.

Actualmente, en España, solo el 9% de las mujeres que trabajan admiten ocupar un cargo directivo en su empresa. Este dato confirma que en los cargos de Director de área, miembro del Comité de Dirección, miembro del Consejo Directivo, Director General o CEO de las compañías, todavía predomina el género masculino.

Son datos de un estudio elaborado por Infojobs, plataforma para encontrar oportunidades laborales y talento en España, a una muestra representativa de la población activa española.

Autónoma, 15 años de experiencia y alto nivel de estudios. Así es la mujer directiva española

Sobre el perfil más común de mujeres directivas en España, éstas tienen una media de 15 años de experiencia laboral. En el 55% de los casos superan los 50 años de edad y, en lo que respecta al tipo de empresa, en casi la mitad de los casos (el 46%) se trata de mujeres autónomas que tienen su propia empresa con personal asalariado.

En lo que respecta al nivel de estudios, los datos revelan que el 88% de las mujeres directivas en España cuenta con estudios universitarios, en su mayoría con formación en Administración, derecho y negocios (33%) y, en segundo lugar, en Salud y servicios sociales (14%). Además, un 45% de las directivas han completado sus estudios superiores con estudios de tercer grado.

Atención a Clientes, Administración, RRHH y Comunicación, los únicos departamentos con más volumen de mujeres en sus puestos directivos

Además, de acuerdo al estudio de InfoJobs, solo el 27% de la dirección de los diferentes departamentos dentro de las empresas está liderada por mujeres. Si analizamos cuáles son estos departamentos, vemos que el de Atención al Cliente, seguido del de Recursos Humanos y el de Administración son los que, según los encuestados, tienen más volumen de mujeres al frente (un 66,7%, un 55,9% y un 51,7% respectivamente). Existe una cuarta área en la que también hay más mujeres directivas que hombres, la de Comunicación (51,4%).

En el lado opuesto, la Dirección general o gerencia (79,3%), la Dirección de negocio y estrategia (78,7%), y la de Tecnología (82,1%) son las que cuentan con más hombres en sus puestos directivos.

El estudio analiza otras seis áreas de las empresas y, según las respuestas de los encuestados, en la mayoría de los casos cuentan con un hombre al frente. Así, el 72,4% de los departamentos de I+D están liderados por hombres, y lo mismo sucede en Producción y Producto (72,3%),  Comercial y ventas (69,8%), Finanzas (63,1%), Legal (63%) y Marketing (54%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies